Fragmentos

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir la vergüenza del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.
(Enrique Heine)

El pasado es un inmenso pedregal que a muchos les gustaría recorrer como si de una autopista se tratara, mientras otros, pacientemente, van de piedra en piedra, y las levantan, porque necesitan saber qué hay debajo de ellas.
(José Saramago. El viaje del elefante.)

Tengo 47 años, ¿y sabes cómo me he matenido vivo tanto tiempo, todos estos años? Miedo... el espectáculo de actos terribles. Si alguien me roba, le corto las manos; si me insulta, le corto la lengua; si se rebela contra mí, clavo su cabeza en una estaca, y la pongo bien alta, para que puedan verla todos. Eso es lo que mantiene vivo el orden de las cosas: el miedo.
(Gans of New York)


"He visto un caracol, se deslizaba por el filo de una navaja, ese es mi sueño, más bien mi pesadilla, arrastrarme, deslizarme por todo el filo de una navaja de afeitar, y sobrevivir."
(Apocalypse Now)



Acerca de la inmigración. José Saramago.

Que tire la primera piedra quien nunca haya tenido manchas de emigración en su árbol genealógico... Así como en la fábula del lobo malo que acusaba al inocente cordero de enturbiar el agua del arroyo de donde ambos bebían, si tú no emigraste, emigró tu padre, y si tu padre no necesitó mudar de sitio fue porque tu abuelo, antes, no tuvo otro remedio que ir, cargando la vida sobre la espalda, en busca de la comida que su propia tierra le negaba. Muchos portugueses (¿y cuántos españoles?) murieron ahogados en el río Bidasoa cuando, noche oscura, intentaban alcanzar a nado la otra orilla, donde se decía que el paraíso de Francia comenzaba. Centenas de millares de portugueses (¿y cuántos españoles?) tuvieron que adentrarse en la llamada culta y civilizada Europa de allá de los Pirineos, en condiciones de trabajo infame y salarios indignos. Los que consiguieron soportar las violencias de siempre y las nuevas privaciones, los supervivientes, desorientados en medio de sociedades que los despreciaban y humillaban, perdidos en idiomas que no podían entender, fueron poco a poco construyendo, con renuncias y sacrificios casi heroicos, moneda a moneda, céntimo a céntimo, el futuro de sus descendientes. Algunos de esos hombres, algunas de esas mujeres no perdieron ni quisieron perder la memoria del tiempo en que padecieron todos los vejámenes del trabajo mal pagado y todas las amarguras del aislamiento social. Gracias sinceras les sean dadas por haber sido capaces de preservar el respeto que debían a su pasado. Otros muchos, la mayoría, cortaron los puentes que los unían a aquellas horas sombrías, se avergonzaron de haber sido ignorantes, pobres, a veces miserables, se comportaron como si la vida decente, para ellos, sólo hubiera comenzado verdaderamente y por fin el día felicísimo en que pudieron comprar su propio automóvil. Esos son los que estarán siempre dispuestos a tratar con idéntica crueldad e idéntico desprecio a los emigrantes que atraviesan ese otro Bidasoa más largo y más hondo que es el Estrecho de Gibraltar, donde los ahogados abundan y sirven de pasto a los peces, si la marea y el viento no prefirieron empujarlos a la playa, hasta que la guardia civil aparezca y se los lleve. A los supervivientes de los nuevos naufragios, a los que pusieron pie en tierra y no fueron expulsados, les espera el eterno calvario de la explotación, de la intolerancia, del racismo, del odio a la piel, de la sospecha, del envilecimiento moral. Aquel que antes fue explotado y perdió la memoria de haberlo sido, acabará explotando a otro. Aquel que antes fue despreciado y finge haberlo olvidado, refinará su propia capacidad de despreciar. Aquel a quien ayer humillaron, humillará hoy con más rencor. Y helos aquí, todos juntos, tirándole piedras a quien llega hasta esta orilla del Bidasoa, como si ellos nunca hubieran emigrado, o los padres, o los abuelos, como si nunca hubieran sufrido de hambre y desesperación, de angustia y de miedo. En verdad, en verdad os digo, hay ciertas maneras de ser feliz que son simplemente odiosas.

José Saramago


Aerosmith. "I don´t wanna miss a thing."

Eficacia informativa.

El País es uno de esos periódicos con bastante trayectoria y tiene una indiscutible posición dentro de la sociedad. Pero en un artículo se dice lo siguiente:

EL PAÍS, Lunes 20 de Junio de 2005Especial Almería 2005: XV Juegos Mediterráneosp. 19

…”El evento deportivo se ha celebrado dos veces en capitales africanas (Argel y Casablanca), cinco en capitales asiáticas (Alejandría, Túnez, Beirut y Latakia) y siete en ciudades europeas (Barcelona, Izmir, Split, Languedoc y Bari)”

1) Casablanca no es capital de Marruecos.
2) Alejandría tampoco es la capital de Egipto.
3) Alejandría se encuentra en África, no en Asia, como la mayor parte de Egipto.
4) Túnez sí es la capital del país norteafricano del mismo nombre, no asiático.
5) Latakia tampoco es capital, aunque esta vez acertamos con el continente: la capital de Siria es Damasco
6) Izmir, en español Esmirna, pertenece a Turquía, concretamente a su zona asiática.
7) Languedoc no es una ciudad.

Hace tiempo que los periódicos no son una fuente de información fiable. Pero ésto es demasiado.
Cuando se lee la frase ya nos damos cuenta de que algo no anda bien. A mi más que risa me dan ganas de llorar. Si nos engañan de este modo qué más nos estarán intentando colar.

El extraño, de H.P.Lovecraft.

"...Infeliz es aquel a quien sus recuerdos infantiles sólo traen miedo y tristeza. Desgraciado aquel que vuelve la mirada hacia horas solitarias en bastos y lúgubres recintos de cortinados marrones y alucinantes hileras de antiguos volúmenes, o hacia pavorosas vigilias a la sombra de árboles descomunales y grotescos, cargados de enredaderas, que agitan silenciosamente en las alturas sus ramas retorcidas. Tal es lo que los dioses me destinaron... a mí, el aturdido, el frustrado, el estéril, el arruinado y sin embargo, me siento extrañamente satisfecho y me aferro con desesperación a esos recuerdos marchitos cada vez que mi mente amenza con ir más allá, hacia el otro..."





"El Extraño" (H.P. LOVECRAFT.)

Frase de Platón

Los ignorantes no filosofan ni desean hacerse sabios, pues en esto estriba el mal de la ignorancia (...) Así, el que no cree estar falto de nada no siente deseo de lo que no cree necesitar.
Platón

Frases de guerra.

No se como será la tercera guerramundial, sólo se que la cuarta será con piedras y lanzas.Albert Einstein

La guerra es una masacre entre gente queno se conoce para provecho de gente quesí se conoce pero que no se masacra.Paul Valèry

La guerra es un juego serio en el que uno compromete su reputación, sus tropas y su patria.
Napoleón Bonaparte

La guerra es, cada vez en mayor proporción,no una lucha sino un exterminio de la técnica.Karl Jaspers

La guerra contra las mujeres esla única que se gana huyendo.Napoleón

La guerra te puede matar, pero vivir sin victorias, ni gloria, es morir todos los días.
Napoleón Bonaparte

Si deseas la paz, prepara la guerra.
Séneca

La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni que realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.Mahatma Gandhi

Todas las guerras, desde el principiode la civilización, se hacen con sangre,son iguales, sólo son diferentes lasexplicaciones.
Samuel Fuller

La política es una guerra sin efusiónde sangre; la guerra una política conefusión de sangre.Mao Tse Tung

Cuando los ricos hacen la guerra,son los pobres los que mueren.
Jean Paul Sartre

El respeto al derecho ajeno, es la paz.Benito Juárez

Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.Voltaire

Las madres de los soldados muertos son jueces de la guerra.Bertolt Brecht

Las guerras seguirán mientras el color de la piel siga siendo más importanteque el de los ojos.Bob Marley

El gran Cartago lideró tres guerras:después de la primera seguía teniendo poder; después de la segunda seguía siendo habitable; después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.Alber Camus

ZAPATEO IN SITU

Las víctimas fatales bailaban cueca
en medio de la plaza
aprendices de sus manos quebradas
sus costillas expuestas
sus ojos vueltos
o del olor a carne y fuego de sus propios cueros.

los fantasmas de ellos mismos avivaban el baile
aplaudiendo al ritmo, brindando, bebiendo rojotinto en vasos de papel,
abriendo bien los ojos para no olvidar la cara de sus homicidas.

¡Manos en la nuca! ¡Miren sus zapatos!
!Culatazo en la espalda.

¡Láncense al piso que la muerte les sonríe!
Dedos quebrados, aullidos y risas.

¡Arriba!, Arriba, quiero que bailen cueca!
¡Zapatea, mueve los pies si no te vuelo los sesos!
Disparos sobre cabeza

Cueca,
las víctimas fatales bailaban cueca en medio de la plaza.
Levantaban el polvo seco de Septiembre
Dejando escapar sus nombres como plumas en la noche
Agitando la sangre de sus propias ojos
Abrasándose a la muerte que los besaba en la boca.


En memoria de los fusilados de la plaza Placer
Santiago, Septiembre, 1973.-


Visitad ésta página, hay todavía muchas guerras, olvidadas:

http://www.elmundo.es/documentos/2003/04/guerras_olvidadas/index.html

Los mitos.

...al fin y al cabo, algo tuvo que surgir en algún momento de donde no había nada de nada...
.
Todos hemos leído en alguna ocasión algún mito. Éstos eran utilizados antigüamente para explicar los fenómenos que ocurrían en la naturaleza y que no eran capaces de explicar de otra manera. Es evidente que los seres humanos no sólo vivimos de pan, sino que necesitamos encontrar una respuesta a quién somos y por qué vivimos. Por todo el mundo ha surgido, en el transcurso de los milenios, una enorme flora de explicaciones míticas a las cuestiones filosóficas.
.
...un delicado equilibrio de poder entre las fuerzas del bien y del mal...
..
Antes de que el cristianismo llegara a Noruega, la gente creía que Tor viajaba por el cielo en un carro tirado por dos machos cabríos. Cuando agitaba su martillo, había truenos y rayos. La palabra noruega "torden" (truenos) significa presisamente eso, "ruidos de Tor".
Cuando hay rayos y truenos, también suele llover. La lluvia tenía una importancia vital para los agricultores en la época vikinga; por eso Tor fue adorado como el dios de la fertilidad.
Es decir: la respuesta mítica a que llueve, era que Tor agitaba su martillo; y, cuando llovía, todo crecía bien en el campo.
Los vikingos se imaginaban que el mundo habitado era una isla constantemente amenazada por peligros externos. A esa parte del mundo la llamaban Midgard ("el patio en el medio"), es decir, el reino situado en el medio. En Midgard se encontraba además Asgard ("el patio de los dioses"), que era el hogar de los dioses. Fuera de Midgard estaba Utgard ("el patio de fuera"), es decir, el reino que se encontraba fuera. Aquí vivían peligrosos trolls (los "gigantes"), que constantemente intentaban destruir el mundo mediante astutos trucos. A esos monstruos malvados se les suele llamar "fuerzas del caos".
Los trolls podían destruir Midgard raptando a la diosa de la fertilidad, Freya. Si lo lograban, en los campos no crecería nada y las mujeres no darían a luz.
También aqui el martillo de Tor jugaba un papel importante, pues podía echarlo tras los trolls y matarlos. Y además, no tenía que tener miedo de perderlo, porque funcionaba con un bumerán, y siempre volvía a él.
He aquí la explicación mítica de cómo se mantiene la naturaleza, y cómo se libra una constante lucha entre el bien y el mal. Y esas explicaciones míticas eran precisamente las que los filósofos rechazaban.

El beso, por Jean Paul Vauliere.

El beso es la quinta esencia que arroja al amante a un pozo sin fondo
Que exime al amante de toda razón
Rompe los pactos divinos creando unas carnales promesas.
Contratos de Alma y sangre, de fidelidad, ensordecedoras llamadas de tentación
El Beso es la caricia más pequeña del amante.
Se ha convertido en un código milenario del amor.

Jean Paul Vauliere

Adiós.

Adiós,
Porque nunca estás,
porque nunca estoy,
Porque más que hechizo fuiste una ilusión
Una historia quebrada que el tiempo borró

Adiós
Pues aun quedan carcajadas que guardar en mi buzón,
Por que aun la brisa fría agoniza en mi corazón
Y se nublan las miradas deseosas de un amor

Adiós
Porque nada queda donde nunca existieron dos,
Un abrazo, una caricia que con el viento danzó,
Porque las paginas escritas quedaron en borrador.

Adiós
Por que nunca estás, por donde voy.

Seamos conscientes...


POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR.
MIRAD ESTE VIDEO

POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR.
PIENSA

POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR, POR FAVOR.
SEÁMOS CONSCIENTES

Puede...

Puede que lo único que quieran es rebentar mi burbuja

Puede que lo vea entre visiones nocturnas

Puede que se manifiesten ante mi, pero ¿hasta cuando?

Hasta que esté dispuesta a untar mis carnes en sangre

No podrán llevarse mi alma junto allí

No, fuerza espiritual del castigo:

Mira a esta mujer... no tiene miedo


Puede que lo único que quieran es que harda en lo oscuro

Puede que una lágrima mía se enfrente a la risa del diablo

Puede que el límite atraviese fronteras de un llamado corazón, pero ¿hasta cuando?

Hasta que no esté segura de morir por mi y sangrar por vivir

No podrán controlar la puntería del cañón

No, fuerza espiritual del infierno:

Mira a esta mujer... no tiene miedo


Puede que lo único que quieran es que caigan las alas del ángel desde el cielo Puede que un deseo sombrío ilumine una mente con nombre y apellidos

Puede que estrangulen los dedos de una mala virgen y corten su garganta, pero ¿hasta cuando?

Hasta que el horror reine la perturbación del cuchillo que grita

No podrán lamer la hora de su llegada

No, fuerza espiritual del abismo:

Mira a esta mujer... no tiene miedo



Puede que lo único que quieran es sustituir la voz del que no habla

Puede que no vean al silencio como muestra de su propia realidad

Puede que tan sólo jueguen a la partida del que no escucha y no gana, pero ¿hasta cuando?

Hasta que un simple murmullo destruia la piel del cuerpo que lastima

No podrán robar la poción del entendimiento

No, fuerza espiritual de las tinieblas:

Mira a esta mujer... no tiene miedo.

Desde los afectos. (Benedetti)


Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?Que uno tiene que buscarlo y dárselo...Que nadie establece normas, salvo la vida...Que la vida sin ciertas normas pierde formas...Que la forma no se pierde con abrirnos...Que abrirnos no es amar indiscriminadamente... Que no está prohibido amar...Que también se puede odiar...Que la agresión porque sí, hiere mucho...Que las heridas se cierran...Que las puertas no deben cerrarse...Que la mayor puerta es el afecto...Que los afectos, nos definen...Que definirse no es remar contra la corriente...Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja...Que negar palabras, es abrir distancias...Que encontrarse es muy hermoso...Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida...Que la vida parte del sexo...Que el por qué de los niños, tiene su por qué...Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad...Que saber todo de todos, es curiosidad malsana...Que nunca está de más agradecer...Que autodeterminación no es hacer las cosas solo...Que nadie quiere estar solo...Que para no estar solo hay que dar...Que para dar, debemos recibir antes...Que para que nos den también hay que saber pedir...Que saber pedir no es regalarse...Que regalarse en definitiva no es quererse...Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos...Que para que alguien sea, hay que ayudarlo...Que ayudar es poder alentar y apoyar...Que adular no es apoyar...Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara...Que las cosas cara a cara son honestas...Que nadie es honesto porque no robe...Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo...Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte...Que se puede estar muerto en vida..Que se siente con el cuerpo y la mente...Que con los oídos se escucha...Que cuesta ser sensible y no herirse... Que herirse no es desangrarse...Que para no ser heridos levantamos muros...Que sería mejor construir puentes...Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve...Que volver no implica retroceder...Que retroceder también puede ser avanzar...Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol...Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?

MARIO BENEDETTI ( Uruguay, 1920 )

Fragmento: El libro de los abrazos. Eduardo Galeano.

(...)Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:Que no son, aunque sean.Que no hablan idiomas, sino dialectos.Que no profesan religiones, sino supersticiones.Que no hacen arte, sino artesanía.Que no practican cultura, sino folklore.Que no son seres humanos, sino recursos humanos.Que no tienen cara, sino brazos.Que no tienen nombre, sino número.Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.(...)

(El libro de los abrazos. Eduardo Galeano)

Fragmento IT, de Stephen King.

El resto es oscuridad.


(...) Asi que te vas y hay un impulso de mirar atrás, de mirar atrás sólo una vez mientras se extingue el crepúsculo para ver ese gran horizonte(...)por última vez. (...)Pero tal vez no sea buena idea mirar atrás; asi lo dicen todas las leyendas. Es mejor no mirar atrás. Es mejor creer que habrá finales felices en todas partes. Y bien puede ser así. ¿Quién puede decir queno existen los finales felices? No todos los barcos que se pierden en la oscuridad desaparecen sin hallar jamás el sol o la mano de otro niño; si algo enseña la vida, al fin de cuentas, enseña que, a fuerza de abundar los finales felices, es preciso poner seriamente en duda la racionalidad de quien no cree que Dios exista.

Te vas y te vas aprisa cuando el sol empieza a descender, piensa en este sueño. Eso es lo que haces. Y si te permites un último pensamiento, tal vez pienses en fantasmas..., en los fantasmas de unos niños(...), jóvenes las caras, si, pero recias..., tan recias que pueden dar vida a las personas en las cuales se han de convertir, tan recias que comprendan, quizá, que aquellas personas en las que se han de convertir deben, necesariamente, dar vida a las personas que fueron, antes deintentar la comprensión de la simple mortalidad. El círculo se cierra, la rueda gira y a eso se reduce todo.


No hace falta mirar atrás para ver esos niños; una parte de tu mente los verá siempre, vivirá con ellos para siempre, amará con ellos para siempre. No son, precisamente, la mejor parte de ti, pero alguna vez fueron el depósito de todo lo que podías llegar a ser.


Por eso: aléjate pronto, aléjate pronto, mientras la última luz se escurre, echa tierra entre tú y los recuerdos, pero no entre tú y el deseo. Eso queda: el reluciente camafeo de todo lo que fuimos y creímos cuando niños, de todo cuanto brillaba en nuestros ojos, aun cuando estábamos perdidos y el viento soplaba en la noche.

Echa tierra por medio y trata de mantener la sonrisa. Pon algo de Rock and Roll en la radio y ve hacia toda la vida que existe con todo el valor que puedas reunir y toda la fe que logres invocar. Sé leal, aguanta.

El resto es oscuridad.



Fragmento libro: IT (Eso) de Stephen King

J.L. Martín Vigil. "Cierto olor a podrido".

Uno de los mejores libros que he leído; en él sale éste poema:

¡A ti, Dios de los muertos...
dondequiera que estés,
a ti va mi clamor!
Como el fragor del trueno,
como el redoble hondo
de la ola que rompe,
como el gemir del viento.
Si tienes alma, escucha,
allí donde te encuentres,
siquiera sea el eco
de la voz con que grito.
Escucha simplemente
el suspiro, el lamento,
la queja y el rugido
de tanta carne muerta,
de tanto hediondo cuerpo.
Sembrada está la tierra
-honda macabramente-
de trigo humano yerto.
¡Oh Dios! ¿No oyes los gritos?
¿No llega hasta tu olfato
hedor de cementerio?
Si tú hiciste las flores,
¿por qué humillas la carne
de los pálidos muertos?
Si hiciste los crepúsculos,
¿por qué las calaveras
tienen los ojos huecos?
¿Dónde te escondes, Dios,
cuando el homre que hiciste
se disuelve en el cieno?
¿Dónde, cuando da asco?
¿Dónde, cuando hecho tierra
es pisado en el suelo?
El hombre hecho a tu imagen,
cuando la muerte llega,
queda tendido y quieto.
Lo que fue hermosa línea,
misteriosa belleza,
gracioso movimiento, yace sobre una sábana,
rodeada de cirios,
convertido en "los restos".
Entre salmodias tristes
y entre lúgubres negros,
andando va el cortejo,
hasta la fosa húmeda,
inconfortable y sola,
donde arrojan el cuerpo.
¡Oh Dios! ¿Dónde te ocultas
que no sientes congoja
llegado este momento?
¿Dónde vuelves tus ojos
que no te llora el alma?
¿Dónde escondes el cielo?
No te grito por mi,
que todavía estoy vivo
y llevo el alma dentro.
Te grito por los otros,
por los miles y miles;
te grito porque siento
toda la angustia cósmica,
la postración y el frío,
el pavoroso encierro,
la podredumbre hedionda,
la soledad, la ruina,
el horror, el silencio,
la nada y el olvido,
la incógnita tremenda
de millones de muertos.
¡Oh Dios...! ¡No me hagas caso!
Sólo soy un candidato
seguro al cementerio.
Tú eres alfa y omega...,
yo soy sólo un michacho,
quizá no te comprendo.

(José Luis Martín Vigil. Libro: Cierto olor a podrido.)