Fragmentos

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir la vergüenza del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.
(Enrique Heine)

El pasado es un inmenso pedregal que a muchos les gustaría recorrer como si de una autopista se tratara, mientras otros, pacientemente, van de piedra en piedra, y las levantan, porque necesitan saber qué hay debajo de ellas.
(José Saramago. El viaje del elefante.)

Tengo 47 años, ¿y sabes cómo me he matenido vivo tanto tiempo, todos estos años? Miedo... el espectáculo de actos terribles. Si alguien me roba, le corto las manos; si me insulta, le corto la lengua; si se rebela contra mí, clavo su cabeza en una estaca, y la pongo bien alta, para que puedan verla todos. Eso es lo que mantiene vivo el orden de las cosas: el miedo.
(Gans of New York)


"He visto un caracol, se deslizaba por el filo de una navaja, ese es mi sueño, más bien mi pesadilla, arrastrarme, deslizarme por todo el filo de una navaja de afeitar, y sobrevivir."
(Apocalypse Now)



Anécdota.

Anécdota del matemático español Francisco Sales. (S. XX)
Un día le dijo a un alumno que había sacado a la pizarra:
"- Veamos si tiene usted talento de matemático; explíquenos paso a paso qué haría usted para freír un huevo, suponiendo que tiene el aceite, el huevo y las cerillas encima del mármol, y la sartén en el armario".

El alumno, asombrado, lo describió más o menos así:
"- Cogería las cerillas, encendería el fuego, sacaría la sartén del armario, echaría aceite en la sartén, pondría la sartén al fuego, esperaría a que se calentara, rompería luego el huevo, lo echaría en la sartén, ......"


A cada paso explicado, el Sr. Sales iba diciendo: "Bien, va usted bien, siga, siga".


Cuando acabó, le dijo al alumno:
"- Ahora, explique de nuevo cómo lo haría si tuviese la sartén ya en el mármol".


El alumno, más asombrado aún, respondió, más o menos, como antes: "Cogería las cerillas, encendería el fuego, echaría aceite en la sartén, pondría la sartén al fuego, ...."


Acabada la explicación, el Sr. Sales le dijo:
"No tiene usted talento matemático; un matemático hubiera contestado: metería la sartén en el armario y aplicaría el método del caso anterior".
***
...yo tampoco tengo talento matemático...jajaja

7 comentarios:

Tirion dijo...

Bueno, yo tampoco, pero eso no sorprenderia a nadie jajajajajaja.

Un besazo preciosa.

Azhaag dijo...

Jejejeje que profesor mas cachondo.

Azhaag

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

¡Pues ya somos dos!
Ja,ja,ja
Un abrazo.

Nelson Salinas dijo...

Hola como estas hibris, te mando un saludo desde la lejania...

jajajja muy bueno eso del talento matemático........

http://desdoblamientointelectual.blogia.com

Wilde dijo...

Joer, yo tampoco ji ji ji ...

que grande eres Hibris!

Bicos!

Ohdiosa dijo...

y entonces yo le contestaría al matemático: qué ganas de perder el tiempo tiene usted...yo me iría al bar de enfrente y pediría un plato de huevos con jamon y así me ahorro el pensar y el trabajar!!

José Miguel R. F. dijo...

Prueba a descifrar código encriptado. Quizá con eso tengas más suerte y posibilidades, en mi blog lo tengo.

Te deseo un buen entretenimiento en el caso de que no te decidas por cosas ya predefinidas y planeadas para perder o ganar tu precioso tiempo.


¦þ