Fragmentos

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir la vergüenza del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.
(Enrique Heine)

El pasado es un inmenso pedregal que a muchos les gustaría recorrer como si de una autopista se tratara, mientras otros, pacientemente, van de piedra en piedra, y las levantan, porque necesitan saber qué hay debajo de ellas.
(José Saramago. El viaje del elefante.)

Tengo 47 años, ¿y sabes cómo me he matenido vivo tanto tiempo, todos estos años? Miedo... el espectáculo de actos terribles. Si alguien me roba, le corto las manos; si me insulta, le corto la lengua; si se rebela contra mí, clavo su cabeza en una estaca, y la pongo bien alta, para que puedan verla todos. Eso es lo que mantiene vivo el orden de las cosas: el miedo.
(Gans of New York)


"He visto un caracol, se deslizaba por el filo de una navaja, ese es mi sueño, más bien mi pesadilla, arrastrarme, deslizarme por todo el filo de una navaja de afeitar, y sobrevivir."
(Apocalypse Now)



Crepúsculo, de José Ángel Buesa.

José Ángel Buesa (1910-1982), otro de los poetas a los que más admiro, apodado como "el poeta enamorado". Cuentan que escribió sus primeros versos cuando contaba solamente siete años de edad. Trabaja la emoción y utiliza palabras sencillas en todas sus poesías. Fue además un gran conversador y gustaba de pasar muchos ratos en los cafés de La Habana, en animadas tertulias con otros poetas de su época. Además de su faceta como poeta, dedica tiempo e ilusión a la radio y a la docencia.
Tuvo que exiliarte de su país, Cuba, y sus obras pasaron a circular en la clandestinidad. En el exterior, en cambio, los lectores de este poeta siguieron multiplicándose, consiguiendo hacerse un hueco en las tertulias literarias, en los poemarios, en las pequeñas bibliotecas de cualquier lector o, simplemente, sus versos se acomodan en la memoria de sus numeroros seguidores.
Aquí os dejo uno de sus poemas:


CREPÚSCULO

Hora de soledad y de melancolía,
en que casi es de noche y casi no es de día.
Hora para que vuelva todo lo que se fue
hora para estar triste, sin preguntar por qué.

Todo empieza a morir cuando nace el olvido.
Y es tan dulce buscar lo que no se ha perdido...
¡Y es tan agria esta angustia terriblemente cierta
de un gran amor dormido que de pronto despierta!

Viendo pasar las nubes se comprende mejor
que así como ellas cambian, va cambiando el amor,
y aunque decimos: ¡Todo se olvida, todo pasa...!
en las cenizas, a veces nos sorprende una brasa.

Porque es triste creer que se secó una fuente,
y que otro bebe el agua que brota nuevamente:
o una estrella apagada que vuelve a ser estrella,
y ver que hay otros ojos que están fijos en ella.

Decimos: ¡Todo pasa, porque todo se olvida...!
y el recuerdo entristece lo mejor de la vida.
Apenas ha durado para amarte y perderte
este amor que debía durar hasta la muerte.

Fugaz como el contorno de una nube remota,
tu amor nace en la espiga muriendo en la gaviota.
Tu amor, cuando era mío, no me pertenecía.
Hoy, aunque vas con otro, quizás eres mas mía.

Tu amor es como el viento que cruza de repente:
Ni se ve, ni se toca, pero existe y se siente.
Tu amor es como un árbol que renunció a su altura,
pero cuyas raíces abarcan la llanura.

Tu amor me negó siempre lo poco que pedí,
y hoy me da esta alegría de estar triste por ti.
Y, aunque creí olvidarte, pienso en ti todavía,
cuando, aun sin ser de noche, deja de ser de día.

(José Ángel Buesa)


...y aprovechando la coyuntura os dejo también un vídeo con el Poema del Adiós:


3 comentarios:

Azhaag dijo...

No conocia a este autor, parece tener una de esas biografias que merecen la pena leer.
Muy bonitos ambos poemas, pero me quedo con el primero:

"Hora de soledad y de melancolía,
en que casi es de noche y casi no es de día.
Hora para que vuelva todo lo que se fue
hora para estar triste, sin preguntar por qué."


Un beso.

Azhaag

Tirion dijo...

Precioso, no tengo palabras para expresarme, me quede sin aliento...

Un besiño muy fuerte cielo

comopompasdejabon dijo...

Un enamorado ¡siempre! Buesa, gracias por traernos sus versos , no sabia que empezo a escribir tan joven, ¡ vaya oficio!.
Un saludo, Hibris,cuidate.