Fragmentos

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir la vergüenza del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.
(Enrique Heine)

El pasado es un inmenso pedregal que a muchos les gustaría recorrer como si de una autopista se tratara, mientras otros, pacientemente, van de piedra en piedra, y las levantan, porque necesitan saber qué hay debajo de ellas.
(José Saramago. El viaje del elefante.)

Tengo 47 años, ¿y sabes cómo me he matenido vivo tanto tiempo, todos estos años? Miedo... el espectáculo de actos terribles. Si alguien me roba, le corto las manos; si me insulta, le corto la lengua; si se rebela contra mí, clavo su cabeza en una estaca, y la pongo bien alta, para que puedan verla todos. Eso es lo que mantiene vivo el orden de las cosas: el miedo.
(Gans of New York)


"He visto un caracol, se deslizaba por el filo de una navaja, ese es mi sueño, más bien mi pesadilla, arrastrarme, deslizarme por todo el filo de una navaja de afeitar, y sobrevivir."
(Apocalypse Now)



La cura contra el insomnio.

¿Cuál fue el máximo tiempo que habéis pasado sentados en una butaca de cine o en el cómodo sillón de vuestra casa viendo una película? ¿Cuál creéis que sería el límite que vuestro cuerpo y mente aguantaría ante la pantalla?
Hay personas que tienden a quedarse dormidas al ver largometrajes, éstos ejercen el mismo efecto que un potente somnífero para ellas. Otras, entre las que me incluyo, somos practicamente incapaces de cerrar los párpados mientras vemos una película. ¡¡Cómo voy a perder el hilo de la historia!! Que espere Morpheo... Y para los insomnes, por supuesto, el cine es un buen tubo de escape, cuántas horas de aburrimientos les robará al tiempo...

Y como ayuda para este último colectivo surgió la idea del cineasta John Henry Timmis IV, que tuvo el valor de dirigir el mayor largometraje de la historia, allá por el año 1986. El título de esta magna obra es: La cura contra el insomnio (The Cure for Insomnia), que tiene una duración de, ni mas ni menos, 5.220 minutos, es decir, 87 horas (tres días y 15 horas). La trama consiste en la lectura, por parte del poeta L.D. Groban, de su poema más extenso, consistente en 4080 páginas. Todo es extremadamente extenso en esta película, como bien veis.
No sé cómo lo enlazan, o si lo introducen a modo de "anuncio", la cuestión es que a lo largo del film se introducen fragmentos de videoclips de rock y escenas pornográficas. Para amenizar un poco el profundo tedio en el que te puede sumir, supongo.
La primera y última vez que se proyectó, ¡en sesión continuada!, fue el 31 de enero de 1987 en el Art Institute of Chicago, Illinois. Las valientes personas que, con un buen petate de víveres, acudieron a la cita, vieron de nuevo la luz del día el 3 de febrero. Si esto le repercutió de manera irreversible en su psicología es algo que no se puede precisar, pues no existen datos acerca de ello.
Echad cuentas... Si alguien la quisiera editar en DVD, considerando que caben, de media, sobre unas 5 horas de video, la película ocuparía 18 discos.

Sin duda alguna es una buena prueba para el imsomnio, a ver quién gana la batalla.


Ficha de la película:
http://www.imdb.com/title/tt0284020/

10 comentarios:

Azhaag dijo...

Eso sobrepasa mi limite, mi plusmarca no pasa de dos dias sin dormir.

Una excentricidad como otra cualquiera, supongo... menudo muermazo de pelicula, por muchos cliches rockeros o pornograficos que le metan, dudo mucho que haya habido alguien que no se haya pegado una cabezadita de un par de horas durante la pelicula.

Un beso.

Azhaag

Tirion dijo...

xD mi recod es 4 dias, al limite, despues dormi 29837782346 horas :P Ya sabes cuando fue, pero si no lo recuerdas preguntame cuando hablemos :)


Un besiño cieloo

Azhaag dijo...

En Guantanamo, por poner un ejemplo, usan la privacion del sueño como "castigo" en los interrogatorios o en las sesiones de desprogramacion. Y pasadas las 72 horas sin dormir comienzan a producirse lesiones oculares en los presos, jaquecas, cambios drasticos en la personalidad (agresividad, depresion, psicosis, paranoya...) y en ultima estancia, y aunque suene increible, la muerte.

En una persona normal, pese a estar afectada de insomnio, el cuerpo mismo llega un punto en que se "desconecta" pasadas las 48 horas sin lograr dormir, como una medida desesperada para conciliar el sueño, ya sea durmiendote en la silla, con la cabeza en un libro, o en el asiento del bus...
Durante la fase rem es cuando se regeneran nuestras neuronas, por lo que pasar 4 dias como nos cuentas sin pegar ojo, aparte de asombroso a ojos de un marine estadounidense destinado en Guantanamo, es practicamente imposible a nivel medico, seria como si tu medula osea se pillara unas vacaciones de cuatro dias y no crease globulos blancos o plaquetas.

Un saludo.

Azhaag

barb michelen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Wilde dijo...

Cuando no se puede dormir, lo mejor es tratar de no dormirte, y entonces, de repente, te duermes. Eso de llevar la contraria funciona. Je!

Tirion dijo...

COnozco a gente con insomnio que esta varios dias sin dormir, esta ultima vez, 4 dias tb

nameless dijo...

Pues el insomnio no es nada favorable, la gente que padece de eso se encuentra todo el día entre la vigilia y el sueño. Tiene sus consecuencias en el estudio, trabajo y la vida diaria.

nameless dijo...

Y en el cerebro

Azhaag dijo...

A ver, voy a matizar, que no me explique del todo bien, perdon.
Hay muchas clases de insomnio, desconozco sus nombres, pero van desde los desvelos a media noche, a la incapacidad para conciliar el sueño de forma plena, lo mismo se acuesta uno a las 11 de la noche y no se duerme hasta las 5 de la madrugada... yo a lo que me refiero, es que una persona, un ser humano, no puede estar mas de 72 horas despierto. LLegados a ese punto comienzan a producirse todo tipo de trastornos, desordenes y lesiones oculares.

Tu, Tirion, y esa gente que conoces, habran estado a lo mejor cuatro dias sin poder llegar a dormir del todo, apenas descansando unas horas salpicadas, pero bajo ningun concepto 72 horas seguidas sin dormir.

Un saludo.

Azhaag

Pilar dijo...

Mal no me vendría verla, pero ayy..soy algo hiperactiva y, quizás, después me arrepentiría del tiempo invertido delante de la pantalla.
Mis desvelos son parte de mí y es mi tiempo, ese que no le robo a nadie, en el que cabe la noche, las letras, cierto silencio y yo.

Un abrazo