Fragmentos

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir la vergüenza del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.
(Enrique Heine)

El pasado es un inmenso pedregal que a muchos les gustaría recorrer como si de una autopista se tratara, mientras otros, pacientemente, van de piedra en piedra, y las levantan, porque necesitan saber qué hay debajo de ellas.
(José Saramago. El viaje del elefante.)

Tengo 47 años, ¿y sabes cómo me he matenido vivo tanto tiempo, todos estos años? Miedo... el espectáculo de actos terribles. Si alguien me roba, le corto las manos; si me insulta, le corto la lengua; si se rebela contra mí, clavo su cabeza en una estaca, y la pongo bien alta, para que puedan verla todos. Eso es lo que mantiene vivo el orden de las cosas: el miedo.
(Gans of New York)


"He visto un caracol, se deslizaba por el filo de una navaja, ese es mi sueño, más bien mi pesadilla, arrastrarme, deslizarme por todo el filo de una navaja de afeitar, y sobrevivir."
(Apocalypse Now)



AZAR vs LIBERTAD.


“El problema de un precipicio no es que te puedes caer, sino que te puedas tirar”


Frase del filósofo francés Jean-Paul Sartre. Una gran frase existencialista que pone de manifiesto la importancia de la libertad individual frente al azar.
Toda libertad se cimenta con la decisión. El mayor acto de libertad es estar en pleno poder y capacidad de decidir el rumbo a tomar. ¿De qué nos serviría, sino, decidir entre comer pasta o pescado si anteriormente no hemos decidido que lo que queremos hacer en ese preciso momento es comer y no dar un paseo? Podríamos hacer una larga cadena de decisiones sucesivas que llevan al estado en el que ahora no encontramos.

¿Cuáles son aquellas acciones realmente importantes en cada individuo? ¿Qué es lo que inclina la balanza hacia uno u otro lado? ¿El azar? ¿La libertad? ¿Una combinación de ambos?
Basta con remitirnos a la frase inicial: Mala suerte si tropiezas al borde de un precipicio…pero peor es tomar la decisión de despeñarnos por él, la cumbre de toda reflexión humana: vivir o morir.
Cuando las cosas nos vienen dadas encogemos los hombros y nos amoldamos; en cambio, quien más quien menos ha pasado noches dando vueltas en la cama o se ha pasado horas abstraído reflexionando antes de tomar una decisión.
Si, la libertad, en ocasiones, da dolor de cabeza.
¡Qué razón tenía Sartre…!


…enlazando… Creo que uno de los hombres más carismáticos de la actualidad española (y más allá…) ha hecho referencia, sin nombrarla, a ésta cita del filósofo. Estoy hablando del ex presidente del Gobierno José María Aznar, el cual aún a sabiendas de que su sentido del humor murió por falta de uso (porque existió ¿no?) ha querido resucitarlo soltando el jocoso chiste acerca del alcohol y la compaña de la DGT: “No podemos conducir por usted”. Simpatiquísimo oye… Pero en realidad no le ha salido bien…no supo emplear las palabras adecuadas (además de que estaba un poco tenso, ¿no?) En fin… La cuestión es que haciéndome eco de la archiconocidísima frase “Mi libertad termina donde comienza la del vecino” doy por terminada esta honda reflexión y ya de paso le contesto con ella a mi querido amigo Aznar, al cual espero no encontrarme nunca por la carretera….


Hibris

8 comentarios:

Tirion dijo...

Cualquier decision es importante en mayor o menor media, puedes decidir si quieres, o no, conducir por el barrio donde vive y conduce el señor Aznar, una de esas lineas de pensamiento puede derivar en un accidente de trafico contra alguien que no quiere que conduzcan por el, ni que le digan si puede o no puede beber ni lo que puede beber, ni siquiera la velocidad a la que debe circular.

Un besazo

Azhaag dijo...

Azar vs Libertad... yo no lo contemplo como un enfrentamiento.

El azar sin una libertad que mostrase un abanico de posibilidades no existiria como tal.
Tomemos el ejemplo del dado, lo lanzamos hacia arriba y sale un 4, lo volvemos a lanzar y sale un 2, una vez mas y de nuevo un 4... que repitamos estos tres lanzamientos y obtengamos los mismo numeros es casi imposible, pues desconocemos la posicion inicial con la que tendriamos que tirar el dado, la altura desde la cual teniamos que dejarlo caer, la superficie con la que impacta.

Extrapolando el ejemplo a nuestros que haceres cotidianos, ignoramos a donde nos llevara nuestro siguiente paso, por que al igual que con el experimento del dado, los datos que ignoramos nos impiden vaticiar que ocurrira, y en este caso, los datos que desconocemos son miles mas alla de los tres que he puesto de ejemplo con el dado (posicion del dado, altura, superficie...)

Pues la realidad es que no hay accion sin reaccion, salvo quizas en ciertos aspectos del ser humano en los cuales actuamos sin razon, en el amor, en el odio... o tal vez simplemente no seamos capaces de ver los motivos para esas acciones sin sentido... quizas los datos que conforman este tipo de comportamientos, en apariencia sin razon y siempre dentro de eso que llamamos "libre albedrio", los conforman demasiadas causas como para entenderlos algun dia... pienso que en ese maremagnun de datos que ignoramos por que son tan sutiles pero que sin embargo condicionan cada una de nuestras reacciones (pese a lo absurdas que puedan llegar a ser), se encuentra esa sensacion de libertad que todos poseemos... una libertad atada por miles de filamentos, por miles de diminutas causas que compondrian una cuerda tan liviana que no la sentimos amarrada a nuestro pie, pero que sin embargo limita nuestros movimientos.

Un beso.

Azhaag

Nameless dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nameless dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nameless dijo...

No podemos conducir por usted.
Di no a la libertad colectiva! xd
Di a la libertad individual!

Mi libertad termina donde comienza la del vecino.

Si hay problemas para saber como nosotros vamos a actuar, más si cabe con tanto libre albedrío y casos fortuitos en la calle.

Albertien dijo...

Todos somos libres de hacer lo que nos apezca,pero lo que nos apetece esta tan influenciado por la sociedad nuestra educacion y tantas coas ,como dice muy bien azhaag, "libertad atada por miles de filamentos, por miles de diminutas causas que compondrian una cuerda tan liviana que no la sentimos amarrada a nuestro pie, pero que sin embargo limita nuestros movimientos".Estoi de acuerdo ,por lo tanto creo que no somos libres para nada ,un beso

hibris dijo...

Es cierto que cualquier decisión es importante Tirion y todas ellas derivan en una determinada situación. Pero, sinceramente, no creo que el señor Aznar se siente al volante muchas veces, algo que le tendremos que agradecer eternamente a su chófer... xddd



Muy bueno y muy acertado lo que has escrito Azhaag.
Dices..."Azar vs Libertad... yo no lo contemplo como un enfrentamiento." Estoy de acuerdo contigo, tampoco yo creo que sea un enfrentamiento; el por qué de ese título es cuál de los dos ejerce mayor influencia en cada persona. Opino que es la libertad individual la que forma realmente al individuo, y no el azar.
Escribes: "...pienso que en ese maremagnun de datos que ignoramos por que son tan sutiles pero que sin embargo condicionan cada una de nuestras reacciones (pese a lo absurdas que puedan llegar a ser)...". Y yo a ésto digo...: "chapó", junto lo que añades después que ya destacó Albertien. Es en el significado de esas palabras en el que yo me baso para decir que las casualidades, en el remoto caso de existir, son las menos (ínfimas). Todo ocurre por algo, y no hablo de destino en absoluto.



Nameless, ¿Libertad colectiva? qué mal suena eso...jajaja fuera fuera. Sí a la libertad individual, desechemos la colectiva... :D


Discrepo totalmente en la última frase que has escrito Albertien. El hecho de encontrarnos dentro de un marco (sociedad, normas, leyes...), no resta libertad a la persona. Estos factores son necesarios para convivir, pero no creo que sean cadenas para la libertad en absoluto.



Hibris

Nameless dijo...

http://www.youtube.com
/watch?v=EwhHTdrdJMM

>_<